Eco-Viajes

Ruralka presenta sus picnics para el verano

Entre junio y septiembre algunos hoteles de Ruralka elaborarán propuestas económicas y auténticas, excursiones con cestas cargadas de productos artesanos y naturales.
El picnic elaborado por el Fuerte de la Concepción - Imagen cedida por Ruralka
El picnic elaborado por el Fuerte de la Concepción - Imagen cedida por Ruralka
Ruralka convierte el picnic, tan en boga en los últimos tiempos, en el protagonista de sus propuestas para el verano. Algunos hoteles de Ruralka abren sus "alacenas" y muestran sus propuestas de picnic para 2013. Las hay de todo tipo y para todos los bolsillos, para las puestas de sol en las playas almerienses, pasando por los picnics al lado de un río en León a una cena en plena reserva natural portuguesa.

En Almería, el hotel Cala Grande, ubicado en Las Negras, ha elaborado cuatro propuestas distintas en cestas de mimbre para disfrutar de las mejores puestas de sol. El precio de los más sencillos es de 28€ y los más completos llegan a los 36€ por persona. En Casa Pepa, en León, cambian el mar por la naturaleza interior. El plan es el siguiente, pasear por Santa Colomba y merendar junto al río para después jugar una partida de bolos al aire libre; o convertirse en peregrino por un día haciendo un tramo del camino conociendo pueblecitos medievales; o dar un paseo entre robles para llegar a la laguna Cernea, antiguo lavadero de oro. Todo ello acompañado de una cesta con tortilla, ensalada, fruta, chocolate y agua a un precio de 4€ por persona.

El picnic del Caserío de Fatas en Huesca tiene todo lo necesario para disfrutar del Pirineo Aragonés: el mantel artesano, el pan de pueblo con embutido local, la ensalada, la fruta cortada, los frutos secos y la bebida. También lo personalizan con bizcochos o tortillas especiales. El precio por persona es de 10€.

Toni y Sofía, los propietarios de Cases Noves, en Alicante, este precioso hotel con vistas, animan a sus huéspedes a conocer la belleza interior de Alicante, como la Sierra de Aitana o el Valle de Guadalest. Y para que los amantes del senderismo lo tengan más fácil les proporcionan: mochila, palos para caminar, cantimplora, kit de primeros auxilios, alfombrilla de montaña, un mapa, bocadillo, barrita energética, fruta, surtidos de té y café. El precio por persona es de 6€.

Los anfitriones del hotel-monumento El Convent 1613, en Teruel, tienen en el recuerdo de su infancia los momentos en los que salían de excursión todo el día con la comida preparada para disfrutarla al lado del río. Inspirados en este recuerdo, preparan dos tipos de picnics: el fast picnic (11€ por persona), pensado para el que en medio del camino hace un alto para reponer fuerzas, y el slow picnic (39€ para dos personas) pensado para románticos  sin prisas, ideal para disfrutarlo junto al río y con productos de la región. No faltan el mantel y los cojines.

Pero no son los únicos, también se han sumado a la iniciativa la Finca El Cortiñal (Cáceres), el Fuerte de la Concepción (Salamanca), la Hospedería la Era (Córdoba), la Casona de Cosgaya (Cantabria), La Vida de Antes (Toledo), Villa Marrón (Asturias), el Hotel & Spa La Salve (Toledo), la Casona de Valfrío (Cáceres), Castell de la Solana (Alicante) y Casa da Cisterna (Castelo Rodrigo, Portugal).

Más información en Ruralka.