Eco-Viajes

El Museo Julio Romero de Torres de Córdoba vuelve a abrir sus puertas el día 24 de enero

Tras año y medio cerrado al público, el museo dedicado al insigne pintor cordobés, reabre al público con mejoras en la accesibilidad y con una iluminación pionera.
"Cordobesas", Julio Romero de Torres
"Cordobesas", Julio Romero de Torres
El Museo Julio Romero de Torres volverá a abrir sus puertas el próximo día 24 de enero con varias novedades. El primero y más visible de estos cambios es el color de sus paredes, que se han pintado de rojo Caravaggio, con el asesoramiento del pintor Ginés Liébana.

El sistema de iluminación, basado en tecnología LED, permite apreciar mejor las obras. También se ha trabajado en la mejora de la accesibilidad al museo, que ahora cuenta con un ascensor y un sistema de pantallas táctiles.

Además se han agrupado las obras de Julio Romero de Torres en recorridos temáticos, que ayudarán a una mejor comprensión del autor. La sala “Capilla”, que reúne las obras religiosas basadas en el Antiguo y Nuevo Testamento; en la sala “El origen de lo jondo”, se exhiben cuadros que giran en torno al flamenco; sala “Semblanzas”, que contiene obras de la faceta retratística del artista, que pintó a personajes de la política, la literatura o el mundo del espectáculo; y sala “El espíritu de Córdoba”, donde se observa cómo Julio Romero pintaba los fondos de sus cuadros siempre inspirado en Córdoba.

Además, se podrá ver, ya restaurado, uno de sus cuadros más emblemáticos, “La chiquita piconera”, que recupera su cromatismo original. La obra que representaba a una de las musas del pintor, María Teresa López, presentaba un problema principal: el artista usó aceites de baja calidad que al oxidarse habían oscurecido más de la cuenta el cuadro. Después de la restauración, “La Chiquita piconera” tiene un tono distinto, mucho más claro, que se aprecia sobre todo en las piernas de la modelo.