Eco-Viajes

Jalance: Inocentes, Locos y Santos

El 28 de diciembre, Día de los Santos Inocentes, se celebra en Jalance (Valencia) la "Fiesta de los Locos", una celebración donde casi todo está permitido vinculado a las fiestas de Saturno que se celebraban en el Imperio Romano. Acude a divertirte de la mano de Eco-Viajes.

Jalance - Panorámica desde la ermita de San Miguel
Jalance - Panorámica desde la ermita de San Miguel

En Jalance, un pueblo del valle de Ayora-Cofrentes por donde el río Júcar corre a transformarse en Xúquer entre angostos cañones calizos y apiñados caseríos de perfil morisco, se celebra cada 28 de diciembre la "Fiesta de los Locos", un ritual que hunde sus raíces en la noche de los tiempos y que, desde mediados del siglo XX, recobró todo su protagonismo de la mano de los quintos del año, dispuestos a tomar el bastón de mando local por unas horas y a repartir sus extravagancias, bailes y bromas.

La fiesta, en efecto, viene de antiguo: no son pocos los pueblos de España donde todavía salen las botargas a las calles coincidiendo con el solsticio de invierno y sus días posteriores. El origen de esta costumbre peninsular podría situarse, según algunos estudiosos, en las fiestas de Saturno que se celebraban en el Imperio Romano cuando se elegía un rey que, durante unos días del mes de diciembre, podía dictar todo tipo de leyes, por muy extravagantes que fueran.

Hay incluso quien asegura que el “día de los inocentes” engarza con estas fiestas paganas y burlescas. Y en Jalance los más jóvenes parecen seguirlo al pie de la letra: ataviados cual bufones estrafalarios, tiznados los rostros y armados de grandes porras, los otrora quintos se rodean de la música de una charanga e imponen su ley por un día después de tomar simbólicamente el ayuntamiento y hacerse con la vara de mando local y la gorra del alguacil..

El castillo. La fortaleza de Jalance, vigilante sobre el pueblo, constituyó uno de los bastiones defensivos más importantes durante la Reconquista: todo el valle de Ayora-Cofrentes guarda interesantes restos de la época árabe y de la revuelta morisca del siglo XVII. El de Jalance, construido en el siglo XI por los musulmanes, constaba de dos plazas fortificadas y llegó a pertenecer al infante Sancho de Castilla. Desde la calle de la iglesia hay un camino asfaltado que llega hasta sus muros. Dicen que antaño los quintos más locos se divertían subiendo hasta la fortaleza para derribar sus muros. En la actualidad, sin embargo, las "locuras" se han derivado a jugarretas más inocentes como la obligación de bailar con alguien bajo la amenaza de recibir algún porrazo, pagar tributos de paso o cambiar de pareja por un rato.

El baile. Entre mofas, trastadas, tragos de vino, rifas y bailes improvisados se llegará a las doce de la noche del 28 de diciembre, hora mágica del baile amenizado por una orquesta. Fiesta del exceso y de la burla, los "locos" de Jalance aguardan al acecho ¿alguien se atreve?


Más información:

Tourist Info de Jalance y Tel. 96 189 71 71

 



CÓMO LLEGAR

Para llegar a Jalance en automóvil desde el centro de la península lo mejor es tomar la A-3 (autovía Madrid-Valencia) hasta Requena (salida 276). Una vez aquí hay que continuar por la N-322, en dirección Albacete-Almansa, hasta El Pontón y tomar el desvío que por la N-330 se interna en el valle de Ayora por Cofrentes.