Eco-Viajes

Riotinto (Huelva): Marte está en la Tierra

Científicos españoles y de la NASA llevan años investigando en la comarca onubense de Riotinto las posibilidades de la existencia de algún tipo de vida en el planeta rojo. Una excelente oportunidad para recorrer el interior de la provincia de Huelva de la mano de Eco-Viajes.

Nacimiento del río Tinto
Nacimiento del río Tinto

La cuenca minera de Riotinto, mundialmente famosa por sus desolados paisajes de color rojizo, está enclavada en el Andévalo onubense, a unos 50 km de la capital provincial y a medio camino entre la Sierra de Aracena y Picos de Aroche y la Costa de la Luz. Declarado paisaje protegido en una franja de cincuenta y siete kilómetros que comprende once municipios, el río Tinto nace en la Sierra de Padre Caro, en Nerva, y atraviesa de norte a sur, con una cuenca de 739 km2, la provincia de Huelva hasta desembocar, junto al Odiel, en el océano Atlántico. Tradicional tierra de paso entre la sierra y la costa, la milenaria explotación de sus riquezas minerales convierten a esta comarca en uno de los mayores yacimientos a cielo abierto del mundo –en el tiempo- y, a su vez, ha configurado un paisaje y un paisanaje muy peculiar. No en vano, por Riotinto y sus ferrocarriles, entró la revolución industrial a finales del XIX en España.Museo Minero Ernest Lluch

A mediados de 2010 un grupo de investigadores adscritos al Consejo Superior de Investigaciones Científicas confirmaban los resultados positivos obtenidos en sus estudios realizados con bacterias de la zona a fin de analizar las posibles condiciones de habitabilidad de Marte. No era la primera vez que los científicos se fijaban en las especiales condiciones del agua y el subsuelo de Riotinto: en el año 2003 la NASA, junto con el INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial), había puesto en marcha un experimento astrobiológico en las proximidades de la Peña de Hierro, en Nerva, para la búsqueda robotizada de rastros de vida bajo la superficie marciana dadas las similitudes en la composición de hierro y azufre entre el terreno de la comarca minera y el  del planeta rojo. La conclusión de ambas líneas de investigación resulta turbadora: la posible existencia de organismos que no necesitan oxígeno para vivir.

La visita a la comarca se inicia, un poco alejados del cauce del río Tinto, por Valverde del Camino. Por aquí discurría la línea férrea Buitrón-San Juan del Puerto, el primer ferrocarril de Andalucía asociado a la presencia inglesa en una explotación minera, allá por el último tercio del siglo XIX. Y es muy probable que sea de aquella presencia de donde los valverdeños incorporaron un modelo organizativo de producción que le ha convertido en el primer productor andaluz de calzado, con un importante mercado británico entregado a sus creaciones. Además de hacer un alto en la Casa Dirección, antigua residencia del director de la compañía extractora británica, habrá que admirar la iglesia de Ntra. Sra. del Reposo, un templo barroco del XVIII, o seguir el trazado de la Vía Verde que conduce hacia Beas, por el sur, y Riotinto, enfilando hacia el norte.

En el entorno de Zalamea la Real se han catalogado medio centenar de sepulcros megalíticos. Es por lo que el antiguo mercado acoge las instalaciones del Centro de Interpretación de la Cultura Dolménica. Es posible recorrer alguno de los tramos de la calzada romana que unía la antigua Urium con la costa de Huelva o admirar los petroglifos del yacimiento de Los Aulagares.

Nacimiento del río TintoAunque la visita realmente obligada pasa por el Parque Minero de Riotinto: es aquí donde podrá sentirse la desolación y la singular belleza que ha producido la interacción humana sobre el paisaje a lo largo de miles de años. El Parque agrupa las diversas actividades y las divide, a su vez, en cuatro opciones principales: el Museo Minero, el ferrocarril, la Peña de Hierro y la Casa 21 (en la colonia de Bellavista). Pueden visitarse de manera independiente o conjunta, con diversas combinaciones. El museo, que recibe el nombre Ernest Lluch en homenaje al exministro socialista asesinado por ETA, desvela algunas de las claves más complicadas de la vida de los mineros de principios del XX. Pero el recorrido en el ferrocarril turístico es, sin lugar a dudas, la parte más espectacular: son 12 km recuperados del antiguo trazado en el que se puede admirar un destartalado patrimonio industrial y la hipnótica coloración de las aguas rojas del Tinto, verdadero protagonista de la ruta propuesta.

Fuera de ruta: Niebla. Situada a orillas del río Tinto, la capital histórica de la comarca del Condado cuenta con uno de los vestigios más importantes de la presencia almorávide en las tierras occidentales de Al-Andalus: la muralla abarca una superficie de dieciséis hectáreas y conserva cincuenta torreones y cinco puertas de entrada al interior del conjunto histórico. Dentro del casco antiguo destaca el alcázar de los Guzmanes (4 €), que depara unas preciosas panorámicas sobre los tejados y el puente romano sobre el Tinto. Se divisa también la torre de la iglesia de Nuestra Señora de la Granada, antigua mezquita almohade de la que se conserva el alminar, el mihrab y unos arcos de herradura junto al lugar de oración de las mujeres. Más información: tel. 959 36 22 70.

Más información:

Parque Minero de Riotinto: Pl. Ernest Lluch, s/n. Tel. 959 59 00 25.



COMER

En Minas de Riotinto, Galán (Avda. La Esquila, 7. Tel. 959 59 20 76), cocina tradicional con producto fresco de temporada en el que pueden faltar los tradicionales ibéricos, el marisco y pescado fresco onubense y los caldos del Condado. Manolo Galán abrió el restaurante en el año 82 y lo ha puesto al frente del panorama gastronómico comarcal: revuelto de gurumelos asados, brazuelo de cordero, lenguado a la parrilla, gamba blanca (y gorda) de Huelva, un buen jamón D. O. Huelva y, de postre, la deliciosa poleá (especie de gachas elaboradas con harina, matalauva, aceite y pan frito). Época (Paseo Caracoles, 6. Minas de Riotinto. Tel. 959 59 20 76). Tostón de salmorejo y jamón, rollitos de trigueros rellenos, ajoblanco. Atalaya (Avda. La Esquila, 13. Minas de Riotinto. Tel. 959 59 28 54): chacinas de la sierra, cordero a la parrilla.


 

DORMIR

En la urbanización de Bellavista, en Minas de Riotinto, está la Riotinto Victorian House (Tel. 959 59 02 62). La vivienda, de estilo victoriano, fue construida en el año 1930 por la Riotinto Company Ltd. para alojar a sus ingenieros. Jesús y Loli la rehabilitaron hace seis años y, conservando el señorial estilo del entorno, habilitaron cuatro amplias habitaciones en la planta superior de la vivienda. Las estancias conservan cierto aire decadente pero incorporan, por el contrario, todas las facilidades de la vida moderna: desde aire acondicionado hasta WiFi. El establecimiento cuenta además con un cuidado jardín, piscina privada, un cenador exterior y un inmenso salón-biblioteca.

En Islantilla, Puerto Antilla Grand Hotel (Avda. de Islantilla, s/n. Tel. 959 62 51 00) , un establecimiento de 400 habitaciones situado a pie de playa, cuenta con una  oferta de servicios e instalaciones para todos los públicos. Entre ellas, una pista de padel, piscina climatizada, y un Área Spa, Fitness y Beauty Center de más de 1.000 metros cuadrados, con cabinas de masaje y tratamientos de belleza. Asimismo, la gastronomía y el ocio ocupan un lugar destacado en este establecimiento de la costa onubense, como demuestran sus tres restaurantes: Los Porches, un restaurante buffet; a la carta, el Beturia, y El Mirador, un Grill & Bar-Piscina, con espectaculares vistas al Océano Atlántico. Para los niños, Puerto Antilla Grand Hotel cuenta con un miniclub y una piscina exterior apta para ellos, además de curiosos y entretenidos programas de animación. Las zonas comunes del hotel se completan con un área comercial, amplias zonas ajardinadas, una piscina exterior en forma de lago y dos piscinas de actividades.