Eco-Viajes

Roscón de Nunos - Foto de Matías Pérez Llera
Roscón de Nunos - Foto de Matías Pérez Llera
El Roscón de Reyes se convierte en protagonista indiscutible en estos días. Hay Roscón de Reyes relleno de chocolate, moka, pistachos, además del de nata o de nada, pero todos guardan una sorpresa en su interior. Firo Vázquez nos da la receta original de su abuela para hace un Roscón de Reyes casero.
Tenemos mucha suerte de contar con los Reyes Magos en nuestra cultura. No solo por su papel histórico, bíblico y religioso, sino también por el rito actual de celebración comercial. Porque es una activación de la economía y sobre todo porque creo que tiene un gran valor afectivo hacia nuestra familia, entorno y hacia nosotros mismos.

Cuando regalamos, cuando damos con generosidad, aun sin medios, estamos recibiendo un don mayor, que nos reconforta.

Con la comida pasa igual. Siempre que la hacemos, la ofrecemos y la servimos, terminamos recibiendo gratitud, felicidad, intimidad, afecto.

El Roscón de Reyes es ahora el protagonista. Le llega su momento, su día, su importancia, el 6 de enero, el día de Reyes; aunque en ocasiones al pasar la cabalgata, los pajes van repartiendo roscones por la confiterías próximas para deleite de impacientes.

Los hay rellenos de chocolate, moka, pistachos, además del de nata o aire. Eso sí, todos llevan de relleno una sorpresa, una sorpresa o una haba. En mi infancia era magia, comías y te encontrabas un regalo. Hay que saber que los huevos Kinder no existían en mi mundo, y que mi abuela se encargaba de que a todos nos tocara una moneda. Magia en el Roscón, magia Real.

Aquí os dejo la receta del roscón de mi abuela, tal y como la he heredado (en pesetas  todo). Aprovechad y llenad de sorpresas vuestra casa.

¡Ah! Si te toca el haba, ya sabes, pagas el siguiente.

ROSCÓN DE REYES

Ingredientes:

1 taza de desayuno, que falte un dedo y medio de Aceite de Oliva Virgen Extra frío.
1 pastilla de levadura de 0´50 pesetas.
1 taza igual que la de aceite de leche caliente
El zumo de 3 naranjas.
Ralladuras de 1 ó 2 limones.
2 huevos
1 papelito de canela
1 polvito de sal
4 cucharadas medianas de azúcar (si se quiere se echa más )
1 kilo de harina

Elaboración:

1. Se echa en un barreño el aceite frío, la levadura (deshecha en un poco de agua caliente con sal) y la leche. Se mueve todo bien y se le añaden las ralladuras de los limones y la canela.

2. Después, se baten los huevos y se añaden al barreño. A continuación se incorpora parte de la harina y cuando está bien ligada la masa pero sin estar dura, se añade el zumo de las naranjas en el que previamente se han disuelto las 4 cucharas medianas de azúcar.

3. Se termina de amasar y se pone a reposar tapado cerca de la lumbre, cosa de una hora, hasta que suba.

4. Luego se amasa otro poco, se da forma, se pinta con un huevo que se ha dejado para este fin, se le pone por encima azúcar humedecido con agua para que no caiga y se pone al horno. Éste debe de estar fuerte para que suba mucho. Cuando esté dorado, bien cocido por la parte de abajo, se saca del horno.