Eco-Viajes

Dulces navideños elaborados por las monjas de clausura.
Dulces navideños elaborados por las monjas de clausura.
Prepara la Navidad en Montilla, con unos dulces navideños de la iglesia de Santa Clara y un relajante paseo por la Laguna de Zóñar, territorio del pato malvasía.
Pues sí, en Montilla, una deliciosa localidad de la campiña cordobesa, Santa Clara tiene más huevos que en ningún otro sitio: los que le ofrecen los lugareños para que no llueva. Puede que la santa carezca de poderes meteorológicos, pero algo de magia debe tener porque los cientos de huevos que llegan cada semana a las puertas del convento se transforman, por arte de birlibirloque, en delicias navideñas.

Es el convento de las clarisas franciscanas, una joya levantada en 1525 que esconde una curiosa colección de niñosjesuses. La iglesia, barroca, es una de las más bonitas de Córdoba a pesar de la dura competencia: la provincia tiene 258 y sólo en Montilla, una localidad de apenas 167 km2, hay 13.

Seguro que ya habrás visto las otras maravillas de este enclave cordobés, desde la Casa de las Aguas hasta la del Inca Garcilaso, paseado junto al Arco de San Lorenzo y recorrido el Museo Histórico.

Pero, cumplidas las obligaciones turísticas, regálate unos minutos de viajero y entra en este remanso de paz por su preciosísíma puerta. Tanta mansedumbre podría parecerse al patio de un centro de tai chi o una sala de masajes de shiatsu, pero no: esto es un Monumento Histórico Nacional en el que viven 15 monjas de clausura, que abren el obrador para proponer regalos de cara a Navidad. Puedes llevarte un dulce recuerdo –venden roscos de vino, alfajores, polvorones, mantecados, galletas de nata (5 euros) y yemas de Montilla (6 euros)– o una dulce charla sobre la crisis internacional o lo que se tercie.

También puedes recorrer la iglesia de Santa Clara (Santa Clara, s/n) y ver algunas zonas, como el oratorio de la Duquesa de Feria, en visitas guiadas; cierra los lunes y jueves pero, en este mes hay recorridos a las 11, 12 y 17 h, previo donativo de 3,50 euros.

Si los dulces te han dado sed, tómate un fino o un Pedro Ximénez en las bodegas Alvear (Avda. Mª Auxiliadora, 1. Tel. 957 66 40 14), la tercera más antigua de España o apúntate a una visita guiada para conocer los secretos de estas uvas y distinguir de una vez por todas, los finos, amontillados y olorosos. De lunes a sábado, las visitas, con degustación, duran casi 2 h y cuestan 3,80 euros.



Para despejar la mente, ¿qué tal un paseo por el único lago natural de Andalucía? Se trata de la Laguna de Zóñar (Ctra. Aguilar-Puetne Genir, Km 77,6. Tel.: 957 33 52 52 ) y para llegar tienes que pasar Aguilar de la Frontera (otro día hablamos de esta sorpresa con forma de pueblo), a 21 km por la A-304.

Normalmente cierra los lunes pero hoy (5 de diciembre) y toda esta semana, está abierto de 9 a 14 h y de 16 a 18 h. Puedes ver el centro de visitantes de forma gratuita, recorrer el sendero La Carrizosa (45 minutos de suave caminata) y acercarte al observatorio para, prismáticos en mano, intentar avistar uno de sus famosos inquilinos: el pato malvasía y su inconfundible pico azul.