Eco-Viajes

EL PRÓXIMO 1 DE MAYO DE 2022 ES TAMBIÉN EL DÍA DE LA MADRE. CELÉBRALO VISITANDO CUALQUIERA DE ESTOS CUATRO PUEBLOS SINGULARES.

Bellos pueblos para comenzar el mes de mayo con inolvidables viajes a lugares próximos

Mojacar 2
Mojacar (Almería)

Disfruta en esta festividad de mayo de alguna de estas joyas rurales, una oportunidad más para hacer saber a nuestra madre cuánto la queremos disfrutando de unos día de paz y relax y dejaros llevar por acantilados, bosques de ensueño, playas completamente solitarias... y buena comida. Galicia, Andalucía, Aragón y Comunidad Valenciana son las regiones en las que se encuentran cada uno de estos pueblos llenos de historia y propicios a ofrecer al viajero lo mejor de una vida en comunión con la naturaleza... y sin aglomeraciones, algo que cada vez nos importa más. A continuación recorremos esa nómina de pueblos singulares. 

Ponte Maceira en A Coruña

PONTE_MACEIRA

Pasar unos días en un pueblo, con buena comida y largos paseos es una muy buena forma de agradecerle a una madre todo lo que hace por ti a lo largo del año. Sin duda alguna, Ponte Maceira en A Coruña es uno de esos pueblitos con un encanto especial donde disfrutar de la gastronomía gallega. Este pueblito solo tiene 60 habitantes por lo que es un remanso de paz que te traslada a una época en la que las calles eran empedradas y todo iba más despacio.

Culla, Castellón

Culla_Castellon

Otro lugar especial para pasar estos días y darle una sorpresa a una madre es Culla en Castellón. Este municipio lleva existiendo desde la época medieval y fue el centro neurálgico de la vida en toda la comarca, aunque su historia se ​remonta siglos atrás ya que se han encontrado varios abrigos de arte rupestre. Pasar un fin de semana visitando su famoso castillo del S.XI es toda una experiencia para vivir en familia.

Anento y Alquezar en Aragón

Alquézar

Si, por el contrario, vuestra madre es más aventurera y lo que le gusta es la montaña, disfrutar del aire fresco y la naturaleza en Aragón se encuentra el lugar idóneo. Anento en Zaragoza reúne todas las cualidades para pasar un puente de lo más entretenido. Este pueblito apenas tiene 105 habitantes y está ubicado en el fondo de un valle a 900 metros sobre el nivel del mar. El pueblito está protegido por las ruinas de un castillo, pero esta rodeados por bosques salvajes para poder hacer rutas de senderismo y visitar sus manantiales. También en Aragón encontramos la villa de Alquézar en Huesca, encaramada a 660m de altitud, completamente integrado en el paisaje, modelado por el rio Vero, donde hay un cañón para practicar barranquismo, visitar los acantilados y las cuevas de arte. De hecho, se considera un paraíso ornitológico con numerosas rutas de senderismo dentro del Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara.

Mojácar en Almería

Mojacar

Pero, si vuestro destino favorito es la costa no podéis dejar de visitar Mojácar en Almería, un pueblo de casas blancas y mucha historia donde disfrutar de las largas tardes primaverales es todo un espectáculo disfrutando de la puesta de sol desde alguna de sus encantadoras placitas con el mar a tan solo tres kilómetros del centro del pueblo. En cambio, si lo que se quiere es disfrutar de un puesto costero Peñiscola en la Comunidad Valencia es vuestra mejor opción, una ciudad medieval adentrada en el mar, con un increíble castillo templario y un largo paseo a pie de mar.